3.9.09

Cosas simples...


Recuerdo el huerto de mamà
en aquèl pais ajeno y lejano:
las lechugas acresponadas, verdes-jade...
orejas de la tierra, de los huertos.
Y las coles de marmolina, de la
porcelana más leve, los repollos con los niños dentro.
Y las altas acelgas azules.
Y el tomate, pelotita de rubíes.
Y las cebollas envueltas en papel de seda, papel de fumar,
como bombas de azúcar, de sal, de licor.
Los espárragos gnomos, torrecillas del país de los gnomos.
Me acuerdo de las papas,
a las que siempre plantábamos, en el medio,
bulbos de ajo que floreaban sus pinceles morados.
Y las lagartijas de largas colas esmeraldas
y las mariposas de alas anaranjadas.
Y el disparatado vuelo
de las luciérnagas, que iluminaban todo verde sin reposo...
Y la risa de mamà,y sus manos suaves y terrosas
cosechando albaca y perejil,
y aquel sol como una toronja còsmica
iluminàndonos la vida...
Me acuerdo hoy de esos detalles sencillos
y tan ausentes...tan ausentes...

No hay comentarios:

Publicar un comentario