14.9.09

Ratas como gatos...


Papà y yo nos quedamos dormidos
en la era, y la paja y el sol nos dieron comezòn. y unas ratas como gatos,nos robaron el trigo.

Iban de aquì para allà,comiendo trigo y cruzando los matorrales hasta el agua,por la sed. Me dieron miedo pero no gritè,porque papà roncaba bebièndose el verano.

Luego llegaron las hermanas multicolores,lunarias,malvas y margaritas,cantaban a la vera del agua,sentadas sobre las piedras del rìo,aguardando a mamà.

Los grillos de los junquillos se quedaron escondidos en la sombrita,porque ya les urgìa la luna,pero la tarde era lenta lenta,y el sol nos volviò a dar comezòn.Unas moscas gordas querìan echar la siesta tambièn pero no hallaban sitio y volando volando espantadas les dijeron a las ratas como gatos que no robaran pero no les hicieron el menor caso y mejor fueron a jugar con la cola del burrito Donato,espantadas.

A media siesta llegò mamà y metiò a las hermanas multicolores en el cesto junto a unas naranjas,unas nueces y unas manzanas.
Entonces corrì hasta ella con los brazos en cruz como una hoja verdeclara,volando muy alto en el aire azul. Y entonces fuè que una espada de mago se me atravezò en el verdor,y caì rodando por la ladera.
Y ahora si gritè. Papà se despertò y mamà me levantò en brazos y puso una estrella fulgurante en mi frente. Papà me frotò la rodilla herida y tan tierna era su rudeza que dejè de estremecerme por las làgrimas y de inmediato alcè el vuelo al aire azul elevada por sus brazos.

Luego volvimos a la era a comer la fruta, y a oler a las hermanas multicolores,mientras papà lanzaba el bagazo de las naranjas y las càscaras de las nueces a las ratas como gatos para que nos dejaran de robar el trigo,tan poquito que dejaron...

Y fuè por eso que ràpidas espantadas se escabuyeron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario