3.9.09

Mariposa...


Bajó una mariposa a un lugar oscuro, al parecer, de
hermosos colores.No se distinguía bien. La niña más chica
creyó que era una muñeca rarísima y la pidió.
Los otros niños dijeron:
-Bajo las alas hay una muchacha...
Yo dije:
-Sí, su cuerpo parece una enanita.
Pero, ellos aclararon que era una muchacha de tamaño natural.
Me arrodillé y vi.
Era verdad lo que decían los niños.
Cómo cabía una muchacha de tamaño normal bajo las alitas?
Llamamos a un vecino que es mèdico.
Trajo una pinza.
Sacó las alas.
Y una muchacha nueva se irguió y se marchó.
Y esto que parece casi increíble, luego fue pintado prodigiosamente en una cajita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario