27.10.09

Y un buen dìa,se cae la màscara...


Los hipócritas no tienen rostro, apenas el rictus maquillado con que ensamblar la pose, y la màscara como fachada para poder ocultar su verdadero y ruin espìritu y simular una apariencia humana.

No tienen amigos, sòlo tienen otros secuaces de embozos y emboscadas con quienes tramar complicidades y multiplicar sus trampas y sus beneficios.

No tienen sueños, pero si tienen las rodillas rotas de tanto otear el suelo, por la conveniencia a plazo fijo,y la pesadilla del espejo cuando el tiempo les cobre los olvidos.

No tienen màs que palabras gastadas, únicamente voces de artificio, registros de fogueo y mentiras con que acallar conciencias,maquinar coartadas y hacer trampas.

Los hipócritas no tienen vergüenza, la extraviaron delante de sus ojos el día en que aprendieron a ignorarla para humillarse a gusto.

Los hipócritas no tienen memoria ni conservan archivos de su infamia, pues para ellos no hay verdad que no deba mentirse ni mentira que no pueda afirmarse.

Los hipócritas no tienen amor, sólo miedos y cobardìas a que los descubran en sus trampas, y sólo espanto a que la muerte les lleguè,y reivindique el pulso de la Verdad...

Los hipócritas no tienen dios, les basta darse golpes en el pecho perjurando y prometiendo en su nombre con el temor de que alguna vez dios los oiga.

Los hipócritas no tienen pasado, se conforman con negar las evidencias y esconder sus páginas en blanco, siempre cautivos de la farsa urdida para conveniencia de sus mezquindades,viven en un perpetuo presente,como ebrios en una larga borrachera de mentiras y engaños.

Lo único que en una sociedad como la nuestra tienen los hipócritas es un efìmero triunfo de su engaño,un triunfo tramposo y sin rostro,sin amigos,sin sueños,sin memoria,sin vergûenza,sin dios y sin amor...

Y un buen dìa,a todo hipòcrita,le llega su miseria personal hasta las orejas,y eso le cortarà la borrachera,y entonces,en una mala cruda, pierde la màscara,y sin ella,lo perderà todo...



No hay comentarios:

Publicar un comentario