19.1.10

Vida marìtima...


Un matrimonio feliz, llegò con el ginecòlogo:

-Mire dostor,-dijo el marido consternado- es que tenemos un poblema, es que mi mujer y yo no podemos tener condescendencia, pero no sabemos si es porque soy omnipotente o porque mi mujer es històrica.

Antes hemos ido a otro dostor y nos dijo que mi mujer tenia la vajilla rota y la emperatríz subida, y, como además, la operaron de la basílica balear, no sabemos si eso puede influir, y como tambièn a mi,hace años,me operaron de la protesta, quizà me han dejado escuelas en el cuerpo.
Nos recomendaron ir a un mèdico cubano , que era muy bueno, y mire, en cuanto entramos en la consulta habia alli dos ordenadores conestados a una antena paranoìca. En cuanto entramos, a mi mujer le hicieron una coreografìa y el mèdico nos dijo que no veia nada raro.
Entonces nos recomendo que hicieramos el cojito con màs frecuencia, y, lo hicimos: 15 dias ella y 15 dias yo haciendo el cojito por toda la avenida, pero, nada.
Otro dostor nos recomendo hacer vida marìtima y nos fuimos a la playa de vacaciones y ahì hicimos la dichosa vida marìtima y hasta rentè un botecillo para pezcar con snorkel, pero nada.
Luego un psicoloco que vimos me recomendò ir con las mujeres de vida alegre para ejercitarme,pero me dijo: "preserva al tìo",asi que dejè a un tìo con mi mujer y mi fuè a hacer spinning con dichas señoritas.
A la vuelta,mi mujer habìa pescado un palindroma hermano,y unas gorroneadas que le diò el tìo perversado aquel.... Despuès mi mujer tuvo un alboroto y le nació el féretro muerto, y, a lo mejor eso ha influido.
Pero yo creo que mi mujer es frigorìfica, porque nunca llega al orègano.
Pero resumiendo,dostor,le serè sincero: a mi me parece que lo que yo tengo es un problema de especulaciòn atròz...

No hay comentarios:

Publicar un comentario