19.2.10

A veces...





A veces,ella se alimenta de colores.
Está delgada, pero es feliz:

Ya no es la niña amarga
que tenía un mar de llanto
y alta ortiga por el alma.
Ya no es la niña enferma
que al oír risas lloraba;
ya saliò del solitario
bosque que le acorralaba.
Ahora es la niña verde,
porque floreció su calma.
Ya no es la loca triste,
ya no es la niña blanca,
nuevo amor ha traspasado
con el nardo de su lanza
su corazón, que ahora tiene
un nombre de menta y ámbar.
Ay cuánta sonrisa nota
que trepa por sus espaldas!
Qué brillo tienen sus ojos
-viudos de siete mil lágrimas!
La vida le sabe a verso
y los besos a manzana.
(El monte arregla sus pinos,
por las rocas el mar baila).
El amor danza en su pecho.
Ya le quiere! Ya le aguarda!
Ya no es la loca triste,
que al oír risas gritaba;
ahora es la niña dulce,
ya no es mujer amarga:
Y a veces cierta risa colorina
le desbarajusta el alma...


No hay comentarios:

Publicar un comentario