19.3.10

El Maestro y la rosa zen...



Un dìa los discìpulos del Sensei se reunieron para oìr su sermòn sobre la naturaleza de las flores.
Pero èl no dijo una palabra.
Se inclinò, tomò una flor del rosal y la sostuvo entre sus dedos para que todos la vieran.

La asamblea permaneciò muda de estupor mucho tiempo viendo la pequeña rosa.
Tan sòlo una,la dìscipula Asumpta Gramàtica, entre todos los presentes, mostrò con un imperseptible brillo en su mirada, que comprendìa el profundo mensaje del Sensei...

No hay comentarios:

Publicar un comentario