21.3.10

Mujer àrbol...

Bordadora
de luceros
se prendiò al fuego del deseo
con un sùbito destello azul
frente a sus senos:
Se tendiò en la red del atrapasueños.
Acaso el amor mìstico brotò
de la contemplaciòn de las estrellas...

No imaginaba a los grillos
entonando cantos nuevos.
Desconocìa el hondo secreto
de Los Antiguos.
Descubriò
en la naturaleza que el secreto
de la vida està en la tierra.
Los troncos esconden cosas nuevas.
Que detràs de la muerte
està la primavera.
Secretos de alboradas
alegrìas, esperanzas.
Ansias de ruiseñor.
La tristeza fue la guìa.
Tìmidamente probò suerte
con el brillo del sol.
Hallò en las raìces a la disposiciòn.
Empezò a nutrirse de nubes, de trinos.
La esperanza como savia
invadiò todas sus hojas.
Asì,la Mujer Árbol
creciò bajo el cielo.
Y sus ramas abrazaron
la vida
y el misterio
a medio bosque
el sol fuè màs sol
y su corazòn le brillò
y su sombra fuè màs clara
y su risa fuè la hoguera de la casa
y su fruto fuè un cuerpo de deseo
que llovizna amor dìa y noche.
Y la Mujer Àrbol,
desde sus ojos
derramò su alma...

No hay comentarios:

Publicar un comentario