21.3.10

Rollitos de Primavera...





El primer dìa de la Primavera,el Maestro Sensei,que habìa fundado la Orden de los Saltamontes Incrédulos, jugaba ajedrez con su discípula Asumpta Gramàtica,cuando el sol de la mañana se puso dorado, y de las nubes empezaron a llover flores. Confusa la discípula quiso saber de qué se trataba aquel fenómeno.
El Sensei respondió que era un eclipse revertido, que es cuando la luna pasa por detràs del sol,suceso raro y portentoso,y lo de las flores lo explicò como cosas de la naturaleza, al fin y al cabo.

Minutos más tarde un unicornio cargado de ciruelas y fresas,pasó trotando junto a ellos. Adelantándose a cualquier pregunta, el Sensei comentó a Asumpta que, en la comarca,cuando se mezclaban la pureza y la libertad como la sal y el agua en la mar,sucedìan ciertas anomalìas agropecuarias.

Seguían compenetrados en su juego, cuando uno de los pequeños àngeles de jade de la fuente en el parque,cobrò vida y se transformó en un regordete tigre verde que se devoró, saboreàndolas despacio,cada una de las piezas de ajedrez que ya habìan sido sacadas del tablero. Cuando se le terminaron,el tigre quisò seguir comiendo y cometiò el error de apañarse la torre del Sensei que se disponìa a enrocarse. Entonces el maestro,de un sòlo y àgil movimiento de jiu jitsu,tomò al tigre de jade por el pescuezo,y al ver que el animalejo se transformaba en un enorme apio con alas similares a las del dragòn del arroz,dijo con prudencia:

-Querida Asumpta, creo que deberemos rendirnos ante semejante evidencia. Cuando una disputa mental tan singular como ésta da señales de desquicio, hay que abandonarla para ir a comer-dijo el maestro, aferrando al enorme apio, que se resistiò como un valiente,cuando el Sensei lo hizo rollitos con tofù,arroz y soya,y tanto rindiò que el Sensei hizo con los restos del apio-tigre, un sabroso tepanyaki para la cena.

Al día siguiente maestro y alumna estaban en el mismo sitio,eructando apio y rollitos primavera,y jugando concentrados,pero ahora ambos tenìan la firme certeza de que juntos podrìan volar...aunque lo extraño era que aùn no hubiesen conversado nada de ese tema,siendo que ambos gustaban mucho de esos rollitos ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario