15.4.10

Godzilla y el zen...

a)
Una multitud en orden y reverencia, espera escuchar al gran Sensei.
El silencio cae como plomo cuando él vuelve de trabajar y entra a la gigantesca habitación.
No se escucha la respiración de una lagartija, ni siquiera las moscas se mueven reconociendo la gravedad de su gran presencia del Sensei.
Él es uno con la luz, su palabras son la sabiduría misma. El sabio Sensei se detiene, va ha decir algo...que glorioso día este para quienes han venido a escucharlo decir:
--Yo nunca veo la televisión--musita sabio.
La gente queda atònita primero,y luego aplaude...Pero la discìpula Asumpta Gramàtica baja la vista avergonzada,pues sabe que no se merece estar en presencia de ese magnìfico sabio, despuès de ver el maratòn de pelìculas de Godzilla en antena tres durante toda la tarde....

b)
Mientras caían los edificios el Sensei y su discìpula Asumpta corrían.
Entonces fuè que el Sensei tuvo una revelaciòn.
Se detuvo en seco y respirò unos asanas para luego decir:
- Detente,Asumpta,no temas...he comprendido que Godzilla es un buen tipo, en el fondo es japonès,y su actitud agresiva es solo un disfraz zen...-.
Asumpta quiso advertir al Sensei que lo que ella habìa visto en el televisor era otra cosa,pero no tuvo tiempo,porque fuè en ese momento que la enorme pata del saurio cayò sobre la iluminada cabeza del Sensei,dejàndolo convertido en una especie de flor de loto untada en el asfalto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario