22.4.10

El tonto de los dragones...


Rosas rojas llovieron sobre la dàrsena, la noche en que naciò Jordi Puig.
Las vieron muchos, las olieron menos.
Que fuera porque èl nacìa, quièn pudo saberlo?
... Ni su madre, que no las vio, aparte de morir enseguida.
Alguien en un bote solitario anclado en puerto, pudo ver rosas rojas, bajando de la luna y acariciando la noche.
Y seguro se dijo quièn es el santo que nace? o...què dragòn muere?
Nada màs.
Ya està dicho, naciò Jordi Puig.
De su vida poco puede agregarse. Rico, hubiera hecho papel de caballero. Pero fue pobre. Era considerado un tonto, aunque de gran belleza.
En la vejez le dieron el trabajo que juzgaron màs apropiado a su persona: lavar la sal de los mozaicos de los dracs del parc Gûell.
Lo hacìa con cuidado, como todo.
Muriò allì, una noche de abril.
Suavemente, a pesar de la lluvia...


Bona i dolç Dìada de Sant Jordi per a tots!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario