3.4.10

Un instante de luz..

Hay arena y hay mar,
y un horizonte
que podría tocarse
con las manos.

Un instante de verde luz,
la primavera,
y barcas que tan solo adivino
más allá de la luz,
de la sal y la espuma.
Sin embargo, me circundan
palabras y señales.
Voy en busca de mí:
partí hace tiempo,
soy apenas,
la pisada brumosa en la memoria
de un distante hacedor
alto, trazando
nuevos seres, y nuevas alegrìas.
El sol viene a quererme:
siento, dentro,
ronronear mi pureza primitiva.
Viene un fresco perfume
de geranios y margaritas...
Las palmeras reiniciaron
su juego de sonrisas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario