8.5.10

Aparecida...


—Que te digo que es una fantasma.
—No, tío, no. Que los fantasmas dan miedo...no ves lo guapa que es, atontao?
—Pero mírale cómo brilla!
—Aura, se dice.
— Pues eso...no ves tú o qué? ...Y además flota!
—La verdad es que lleva sábana blanca.
—Lo que yo te diga: un fantasma.
—Vaale... Pues si que... Pero coño, es que esto no da ningùn miedo...
—Para nada. Anda, vamos a decirle al Perolas y al Gonzo, que lo van a flipar...

Los dos niños se alejaron, no sin varias veces girarse para enseñar la lengua a la Virgen, sonrojada en su beatífica pose de brazos abiertos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario