24.8.10

La bruja volandera....

Aquella bruja llegó volando en una escoba extraña desde una tierra antigua y traía una loca idea de amor en un universo en blanco y negro.
Lo vió innecesariamente triste y gris, por lo que decidió poner lo mejor de sí misma y alegrarlo un poco.
Creo los colores de sus pósimas,tizanas y hechizos, uno por uno,le dio vida a cada cosita y animalito, para que tuviesen tonos y brillos. Así fué que le plasmó a ese mundo gris algunos locos significados y razones graciosas de ser. Y les enseñó a los matices a mezclarse y a combinarse,y para generar algo de alegría,le puso a todo polvitos musicales...
Con su vara mágica pintó el bosque,sus sendas y riachuelos,y luego llegó su turno a las flores, a las aves, a las alimañas y a las bestiezuelas, y todos escogieron los colores a su agrado, embelleciendo cada uno el mundo.

Después en su perol,prefabricó un arco iris vintage para hacerlo reaccionar luego al contacto de la brisa y la llovizna y lo impregnó de los colores más tiernos y bonitos,aunque algo pasados de moda...
Pero la lluvia le quedó por siempre agradecida, y ella, a modo de recuerdo dejó oculto ese perol por ahí, y por eso, a veces,ahora,se despliega el arcoiris con sus hermosos colores tras de la lluvia cuando la luz solar alcanza el perol de aquella bruja.

Un día,esa bruja divagosa,inventó el caleidoscopio,y a modo de despedida de esa humanidad,lo regaló a los niños para que miraran la vida desde diferentes cristalitos.

A algunos amarguetas,les dieron miedo esos colores de la libertad,y prohibieron usar esos caleidoscopios nuevos, temerosos de poner alegría a sus munditos, y desearon quemar a la bruja en leña gris,pero como la bruja prefería el color verde,no se concretó dicho plan.
Y por eso, la bruja volandera mejor apagó su estufa,cerró su herbolario,guardó sus cacharros mágicos,empacó sus libros y a su gato y se fue volando en su escoba a otro mundo que si apreciara,aunque fuera un poquito, esa magia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario