3.8.10

Déjate caer...


Hay días con sabor a néctar
delgados, sonrientes, delicados
suaves, eternos
como dos silencios
en una sola mirada.

Vida,
suelta tu belleza
abre las manos
muestra el lenguaje
de tus alas abiertas
el cáliz de tu sonrisa
derramado en el azul trigal
de una quimera
y luego
déjate caer
en este montón de espuma azucarada
antes que el dolor
vuelva...

No hay comentarios:

Publicar un comentario