15.8.10

Un ángel caído...



Quien dice paloma, dice ángel caído y dice lluvia,como esa lluvia gris que caía desde las alturas, atravesaba los edificios inertes y se precipitaba a los pies de la ciudad.
Y con ella,llegó de repente y se depositó a mi lado y me invitó a invitarle a un café. Venía con la ropa arrugada y un libro azul de sombras bajo el brazo, la mirada indefinida y las alas marchitas.
Sus plumas se mezclaban con el agua, y las barría el viento dentro de los callejones y sobre los tejados. Algunas de ellas golpeaban a la cara de los indigentes, con otras jugaban los gatos, algunas se confundían con las húmedas palomas.
Llovía, una lluvia gris que deprimía a los payasos. Allá arriba las estrellas, y aquí bajo los paraguas,un mundo mojado, con un ángel caído llorando a mares sobre mi hombro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario