5.9.10

Era abracadabra...!



Intentando gritar una palabra mágica para salir adelante en la dura lucha cotidiana por la existencia, el Sensei intentó recordar una y otra vez el clásico "abracadabra" que había escuchado en el cine aquella tarde, tratando con esa palabra a modo de conjuro, de convertir a al pobrecillo gato de Asumpta,en un sapo verde asqueroso y sobre todo,alérgico a las sardinas...Después de mil intentos inútiles, ya desesperado y muerto de sueño, recordó la escurridiza palabra,y gritó “...es abrasalobre, carajo!”.
El gato,que estaba alerta,al oirlo, se robó las sardinas y se metió bajo la mesa a devorarlas...
Pero esa noche inmediatamente y para siempre surgió de la nada un horrible anfibio verde, húmedo y lleno de granos...era el monstruo llamado Sensei-Cabreado, que enfurecido al ver al gato comerse las sardinas,fué capaz de cualquier maldad inimaginable,aunque algún resto de sensatez lo contuvo al recordar que hay leyes que protejen a los animales en este país...

No hay comentarios:

Publicar un comentario