25.9.10

La compra...





Tiempo de opaca ganga,
de todo a mitad de precio.
Hay algunos que lloran
tras los escaparates de los supermercados,
golpeando las lunas de las lamentaciones,
en las monumentales góndolas
de los productos lácteos,
de las pomadas sin nombre
de las huevos de alondra lacerados,
de la vida perdida
en una maraña de ofetas en retales.

Los acomodadores desatrancan la lluvia
en los pasillos desiertos de los blancos
donde mueren los pájaros y las olas de nadie.

Olvido sin memoria,
el olvido fructifica,
...el olvido da su fruto en los saldos del día...
Lo dicen los anuncios
las ofertas
y las liquidaciones,
los oídos que tocan
los ojos que olfatean
los labios que te miran
mientras muerdes
un pedazo acre del invierno
en el fondo de un beso de barata...

No hay comentarios:

Publicar un comentario