27.9.10

Las alas del silencio...


El silencio, que es el acontecimiento supremo de lo inefable, habita entre las ondas de un estero cercano a Barcelona mientras llovizna. Por la tarde el silencio baja a merendar entre la camomila y las florecitas de San Juan de la orilla, a donde acuden también las libélulas para oír la muda historia que anida bajo el verde musgo de las piedras.
Sobre el rumor que la nada concentra, los pájaros sobrevuelan la superficie del agua dejando estelas con sus plumas. Es entonces cuando desde algún rincón dulcísimo del fondo surge el húmedo susurro de la palabra...

No hay comentarios:

Publicar un comentario