23.10.10

Las viejas películas...




En las viejas películas
la gente es muy ingenua:
Si acaso llovizna por la calle
las parejas secan sus cuerpos
entre abrazos.
Y mientras el silencio los acomete
se besan en un lenguaje extraño
que humedece de lunas sus miradas...

El amor es ingenuo y la pasión
es entornar los párpados
y bendecir con la sonrisa...
En las películas viejas los villanos
son inocentemente crueles
con sus sombreros de copa
no saben ser hipócritas:
son malos malos de verdad
y usan capas.
Sus armas infantiles dicen "bang"
y son dulcemente vencidos
por un imperio de antiguas
y mágicas flores...
En las películas de antes
el ragtime de la pianola
marca el rítmo sangriento
a la ingenua batalla sin plutonio.
En las viejas películas
las vías del tren son útiles
para salvar a la dama
de larguísimas pestañas
que atada con gruesas sogas
abandona la vida de ingenuidad
y conoce el terrible poder del mal
que la somete a la muerte.
Y su rebelión ingenua
tiene fruto al despertar el amor
del inocente héroe
que la libera
y se besan
felices
para siempre
hasta el oscuro
a
final.

Vigoroso de sol...




Como el amor
que se posa
cada día sobre la ramita
que puede morir
si no tiene aire fresco y sol,
Igual fué decir de pronto:
tómame entre las manos,
No me dejes caer. Te necesito:
acepta este milagro,
tenemos que aprender a no asombrarnos
de habernos encontrado,
de que la vida pueda estar de pronto
en el silencio o la mirada.
Tenemos que aprender a ser felices,
a no extrañarnos
de tener algo nuestro.
Tenemos que aprender a no temernos
y a no asustarnos
y a estar seguros
y a no causarnos daño...

Y así brotó el amor
lozano
vigoroso de sol
compañero de los pájaros...

La canica...


No sentía el menor interés por las joyas,los euros o los pisos; sin embargo, la canica parecía tener la extraña cualidad vital de un ser humano...
Estaba ahí, aparentemente inmóvil, pero dotada de vida. Un caos infinito, un universo en movimiento se resumía en su interior. Una especie de aleph borgiano, un ojo de cristal sin párpados, omnisciente, atento a cada movimiento. Una bailarina llama azul atrapada en una gota de agua: una paradoja de los elementos...

El murciélago peligroso....






El Sensei ha visto un murciélago peligroso que come chuletas de cerdito marinero y vive en una mansión secreta. Planea entre las nubes de las noches cálidas.
Con la punta de las alas roza el agua. Levanta olas y salpica con unas gotas a las gaviotas que dormitan en las tumbonas de la playa.
Les guiña un ojo deteniéndose por un instante, y continúa su baile aéreo imitándo a batman y aunque las gaviotas bostezan, él les presume su lustroso color negro y sus alas puntiagudas.
Y es que este muricélago se ha enamorado de una gaviota punk del malecón y por eso desprecia a las murciélagas del ático... Y el murciélago piensa que el amor es bello y eso le abre el apetito...
El Sensei no se lo ha traído nunca a Asumpta a casa porque le deja durmiendo con 14 o 15 chuletas en el ático de esa mansión para que no muerda otra cosa.
Pero el Sensei ya no tiene miedo a los murciélagos peligrosos desde que el perro bucanero lo cuida de ellos, y Asumpta sólo lo tiene a que el Sensei ya no le cuente esas historias tan absurdamente bellas...

Deseo...


Un sol radiante avisa del nacimiento del nuevo día.
El unicornio que habita el basurero, hurga entre los despojos amorosos de la carpa de medicins du monde que dejaron los reptantes de la noche...
Entre ellos,el unicornio encuentra su más preciado manjar.
Los pájaros de alas blancas provenientes del enemigo del fuego, se disponen a disputárselo.
Pero el Sensei, que busca su estetoscopio viejo y las varillas de su paraguas para hacer una férula entre esas ruinas, toca por error el cuerno del corcel y desea que la guerra termine.
...Y termina.

Manzanas....


Las manzanas demuestran el engaño de la religión.
Así de claro.
Veamos.
Nos han enseñado que sufrimos todos los males, (el parto o el trabajo por ejemplo), por comernos una manzana.
Pero nadie las ha prohibido desde entonces.
Vamos al mercat y te puedes llenar la cesta de la compra de manzanas...El fruto prohibido a 2 Euros el kilo! Y anunciado en carteles de colores. Mira,maja,cómo tengo las manzanas!, te gritan.
No se, no le veo sentido.
Claro algún teólogo y demás dirá que en la Biblia eso es una metáfora, para que entendamos porque dios rellenó con algún asqueroso gusanillo ciertas manzanas...

Por eso,cuando el gusano que asomó, entre bostezos, y en voz apenas audible me dijo algo que no entendí, guiñó un ojo y me lanzó un hipócrita besito de paz muac ...

Lo aplasté con la uña y acabé mi deliciosa manzana, sin más interrupciones, pues no hallé hermanillos que le lloraran...

Un gran día....


Al salir de casa, me encuentro a un camino que me pregunta por donde quiero ir.
Sacudo la cabeza y ya no esta.
Al llegar al kiosco, una jirafa me da una revista en alemán que no entiendo.
En el bar mi tía me pone una infusión que huele a azahar y una tapa con lechuga y olivas. Las flores de la mesa de al lado ven el rojo encuadernado de mi tésis... y me sonríen.
Al entrar al campus de la uni,las golondrinas salen de sus coches y me aplauden.
La ovación me acompaña por el pasillo hasta llegar a al escritorio.
La silla está como siempre en débil equilibrio. Al borde del acantilado donde rompen las olas.
Hoy corre una ligera brisa.
Ansiedad. Corazón...
Viejo bolero.
Un suspiro y pienso en la sonrisa de su boca...
Acaso es éste un gran día...?

Creo que he visto asentir al enorme y alegre cuervo que allá afuera limpia los cristales...

Dile...








Dile que no me tema, amor, y dile
que estoy a su lado como el aire,
como un cristal de niebla o como el viento
que se aquieta la tarde.

Dile que no le huyo, amor, y dile
que no le vuelvo a herir, que no le aparto,
que soy el brillo húmedo en sus ojos
y el latido en su sangre.
Dile que no me alejo, amor, y dile
que yo soy el umbral de su morada,
el agua de su sed
y aquel único pan para su hambre,
Dile que no me oculto, amor, y dile
que ya no tengo rostro ni señales
de haber vivido antes de quererme.
De haber vivido, antes.
Dile que no recuerde y dile
que no respire, amor, sin respirarme...

El mapa...



Llevados varios días de navegación
y por no tener nada que hacer
estando la mar en calma
los recuerdos vigilantes
por no poder dormir,
por llevarte en la memoria
por no poder olvidar la forma de tus labios
el suave movimiento de anclas a estribor
tus sueños iodados
-peces voladores-,
por no perderte en la casa del mar
me puse a hacer
un manual de marinería,
para que todos sepan cómo amarte,
en caso de naufragio,
para que todos sepan cómo navegar
tu corazón sin lastimarte
en caso de maniobras
y por si acaso
hacer señales ardientes
llamarte desde la caricia azul de la ese
llamarte con la a que es roja y amarilla
llamarte con las dulzuras lúgubres de la u.
alzar la mano izquierda con la bandera de la ele,
y subir ambos brazos para dibujar
-en el relente nocturno-
un mapa con tu isla del tesoro...

Tu paso...


Tu paso marinero
-navegante de plata-
por mi larga pleamar
de notas acuáticas
estaba anunciado desde siempre:
Tu paso de ecos
como lluvia
en las caracolas
de tu tierra amada
fué la música que adiviné...

Paso tuyo de trópico candente
que acaricia y besa
al verde son de una luna clara...
Tu paso
de vainilla y arpa
era lo que en mi alma acontecía
cuando me visitaban de niña los presagios
y obediente a un dictamen misterioso
aprendí a bailar danzón y huapanguitos
como para seguirte el rítmo...

21.10.10

Feliz cumple,Gonzo...!

Va un cuentito para ti:

...Gonxo,el monje bonzo, quiere tirarse a una negra buena. para lograr el nirvana. Eso dice. No quiere amor, ni pasión, ni nada, simplemente dice que quiere tirarse a una negra buena por el asunto de la iluminación espiritual.
Ha frecuentado bares donde hay ganado, eso dice. Pero allí las negras solo bailan.
-Gonxo, apúntate a bailes de salón, dice el Sensei, experto sexólogo del barrio, y aprende rumba y cosas de esas, que eso las pone.
Gonxo lleva bailando 3 meses y hoy es su día.
Ha ido al antro y entre la lluvia de redbull y globos para celebrar su cumpleaños,Gonxo ha pillado tremenda la negra, con dos tetas como carretas.Y 1, 85 de chuleta negra, eso dice...
-Gonxo...pero a donde vas, hombre, con esa pedazo de tía?
Gonxo se agarra a ella como si le fuera la vida, y se va por medio de la rambla con su negra, eso si muy despacito para que les vean...
Gonxo está desayunando en el bar. Con su sexólogo Sensei. Pero hoy no se sienta. O los tíos menstruan o la mancha del pantalón indica que la negra tenía algo más grande que sus tetas. Igual es que la negra se quería tirar a Fred Astair.
-Hoy no vas a bailar, Gonxo,-le dice el Sensei- me parece que estarás una temporada sin poder menearte...jo jo jo!

Azúcarrrrr!

Feliz cumpleaños,Gonxito!