23.10.10

Dile...








Dile que no me tema, amor, y dile
que estoy a su lado como el aire,
como un cristal de niebla o como el viento
que se aquieta la tarde.

Dile que no le huyo, amor, y dile
que no le vuelvo a herir, que no le aparto,
que soy el brillo húmedo en sus ojos
y el latido en su sangre.
Dile que no me alejo, amor, y dile
que yo soy el umbral de su morada,
el agua de su sed
y aquel único pan para su hambre,
Dile que no me oculto, amor, y dile
que ya no tengo rostro ni señales
de haber vivido antes de quererme.
De haber vivido, antes.
Dile que no recuerde y dile
que no respire, amor, sin respirarme...

No hay comentarios:

Publicar un comentario