23.10.10

El murciélago peligroso....






El Sensei ha visto un murciélago peligroso que come chuletas de cerdito marinero y vive en una mansión secreta. Planea entre las nubes de las noches cálidas.
Con la punta de las alas roza el agua. Levanta olas y salpica con unas gotas a las gaviotas que dormitan en las tumbonas de la playa.
Les guiña un ojo deteniéndose por un instante, y continúa su baile aéreo imitándo a batman y aunque las gaviotas bostezan, él les presume su lustroso color negro y sus alas puntiagudas.
Y es que este muricélago se ha enamorado de una gaviota punk del malecón y por eso desprecia a las murciélagas del ático... Y el murciélago piensa que el amor es bello y eso le abre el apetito...
El Sensei no se lo ha traído nunca a Asumpta a casa porque le deja durmiendo con 14 o 15 chuletas en el ático de esa mansión para que no muerda otra cosa.
Pero el Sensei ya no tiene miedo a los murciélagos peligrosos desde que el perro bucanero lo cuida de ellos, y Asumpta sólo lo tiene a que el Sensei ya no le cuente esas historias tan absurdamente bellas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario