23.10.10

Tu paso...


Tu paso marinero
-navegante de plata-
por mi larga pleamar
de notas acuáticas
estaba anunciado desde siempre:
Tu paso de ecos
como lluvia
en las caracolas
de tu tierra amada
fué la música que adiviné...

Paso tuyo de trópico candente
que acaricia y besa
al verde son de una luna clara...
Tu paso
de vainilla y arpa
era lo que en mi alma acontecía
cuando me visitaban de niña los presagios
y obediente a un dictamen misterioso
aprendí a bailar danzón y huapanguitos
como para seguirte el rítmo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario