23.10.10

Vigoroso de sol...




Como el amor
que se posa
cada día sobre la ramita
que puede morir
si no tiene aire fresco y sol,
Igual fué decir de pronto:
tómame entre las manos,
No me dejes caer. Te necesito:
acepta este milagro,
tenemos que aprender a no asombrarnos
de habernos encontrado,
de que la vida pueda estar de pronto
en el silencio o la mirada.
Tenemos que aprender a ser felices,
a no extrañarnos
de tener algo nuestro.
Tenemos que aprender a no temernos
y a no asustarnos
y a estar seguros
y a no causarnos daño...

Y así brotó el amor
lozano
vigoroso de sol
compañero de los pájaros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario