30.11.10

El pescador....







Nadaba por el agua transparente,
y en el hondo, gozoso,buceaba
con un pequeño cardúmen
de peces brillantes,
amigos, moteados.
Y en aquella agua tan densa,
jugando con nosotras,
se sintió importante,
como un gran pez:
-Ustedes-dijo-
deben esperarme en casa.
Entonces nos reimos
y nos ocultamos en el castillo de arena
para jugar a las escondidas...
Pensó entonces en Klee
y en la dorada sirena.
Y entendió:
estaba roto y sus sueños
se colaban en su vida,
y en esa sensación
de realidad era tan fuerte;
que requirió hilo y aguja quirúrgicos
para remendarse la red del corazón.
Y fué entonces un dorado pez,
dorado de los abismos, destellente
en lo hondo jugando con nosotras.
Y desde ese día un sueño subterráneo
lo recorre, y nos reune,
y nacemos y morimos en la espuma
de sus olas,y se le repite
el sueño y queda pez,
feliz en su densidad,
la transparencia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario