22.2.11

Café de la mañana...



Bucea.
Sólo bucea:
si no te ahogarías en un vaso de agua,
afina y discierne:
mucho menos lo harías en la taza
del café matutino...
Es la mañanita rubia y escarchada:
Hazme reir...Aviva el misterio.
Ponme a secar al sol.
Dame de tu boca el agua bendita
que me queme por dentro.
Llúeveme el agua.
Úntame de amor y otras pócimas
de tu atanor secreto.
Riégame de especias que dejen mi vida
impregnada de tu sabor.
Sácame de quicio.
Lléveme a pasear atada a la cauda de tus estrellas..
Líbrame de mi estigma.
Llámame tonta y ciega y terca.
Sacrifica tu aureola...Perdóname.
Olvida todo lo que hayas dicho hasta ahora.
No me asustes.Vete lejos.Pero no sueltes mi mano.
Empecemos de nuevo.
Sangra mi corazón con tus dardos de colores.
Fuma un cigarro para mí.
Entra sigiloso al quirófano.
Arréglalo como sabes y que no vuelva a estropearse.
Acelera.
Crúzate conmigo en una autopista a cien por hora.
No te rias.
Sueña feliz,que yo me encargaré de tus enemigos.
Dame la llave de tu pecho.
Toca mis manos abiertas.
Nota la textura y el calor de mi piel.
Déjame respirarte hasta reventar.
Sé tu mismo y no te olvides.
Regálame a tus ídolos.
Yo te enviaré a los míos.
Mira,tanto,que se te cansen los ojos.
Los lameré hasta que no sepan a miel.
Hasta que no dejen de ser miel.
No llenes el foso de cocodrilos,no lo hagas,
que yo luego no podré tirarme de cabeza.
Llévate mi vida,y deja en paz mi pelo,
lleva todo lo que tengo, nunca encontrarás
el nudo oculto de mi cabeza, no me des
la lata más, no me dejes un regalo
ni quieras beberte mi vida.
Sal, extrañame toda y después vuelve.
Te invito ese café.
Caliente claro.
Sin azúcar...

y sin aliento...

No hay comentarios:

Publicar un comentario