24.2.11

El olmo...

Aquel olmo era tan generoso, que, ignorando lo que de su especie se decía, daba peras a quien se las pedía...

No hay comentarios:

Publicar un comentario