24.2.11

Si fuera sensata...



Estoy algo mosqueada porque nunca sé que vestir para salir a pasear con él,y por ello, he empezado a ventilar la ropa de primavera,que aún guarda el aroma de camomila y yerbabuena del año pasado.
Hace días que noto trasiego en el armario.
Los colores alegres pugnan por abandonar los cajones,y salir de la oscuridad que almacenaron en un invierno demasiado frío y perfumado a castañas,canelas y madera.
Distraídas, aparecen medio desnudas en las gavetas, asomadas con un aire ligeramente desmayado. Las prendas se esparcen entre suspiros, y yo, las palpo,las huelo y las valoro y las vuelvo a distribuir por un orden de colores: los tonos acaramelados a la derecha, los de colorido apasionado a la izquierda...

Si fuera sensata,olvidaría este deseo de parecer una modelo vintage de vieja revista Vogue o Squire, para gustarle a él,y haría una madura transición antimoda,para vestirme mitad de invierno,y mitad en cueros. O quizá apueste por las combinaciones anarquistas,atrasando asi hasta el verano el lavado de los coloridos trapitos rebeldes y las alegres telas ligeras.
Porque lo confieso sin miramientos: tengo muchísima desconfianza de las suspirantes expresiones primaverales del vestir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario