16.3.11

El dragón de agua...


Opaca la lluvia desoló el alma del Sensei con su presagio, mientras las avecillas de los juncos volaron tierra adentro unas horas antes de que el cielo se conviertiera en un océano oscuro y mortal...
La leyenda de Okiji-ho lo contaba: Era la hija del dios del Mar,que enamorada del príncipe Jawitzu le regala a su amado todos lo necesario para navegar: anzuelos,remos,brújulas,velamen,y telescopios para dejarse guiar por las estrellas por lo que Jawitzu se llenó se soberbia y se sintió el pescador más diestro de todas las aguas y el navegante más ducho de todos los mares.. Pero cuando llegó la noche,Okiji-ho,se dió cuenta de que su amado no le correspondía ya que le había sido infiel con una aldeana de la costa,y que el pérfido había pescado a los delfines sagrados de Okiji-ho,con los que la aldeana hizo una sopa para que Jawitzu tuviera alguna potencia sexual... Entonces,la hija del dios del Mar,furiosa y despechada,se convirtió en un inmenso dragón de agua,la Tsunami,que como serpiente retorcida reventó en la costa, llevando con ella medio oceáno empujado por tifones y maremotos, que ahogaron al príncipe Jawitzu y a su amada aldeana...
Todo acabó así,en el mismo segundo en el que las alas de una mariposa iniciaron su caótico vuelo: el océano,terrible y majestuoso, mostró en un instante, lo diminuto que fué aquél príncipe,al que su soberbia cegó...
Bajo la lluvia,el Sensei y Asumpta entienden que la vida es un suspiro,un suspiro demasiado breve y valioso,para perderlo en competencias abrumadoras con los demás,para lograr trabajos extenuantes hasta el suicidio,o en masacrar delfines y ballenas para alimentar el ego,o en la sed de tener móviles y cámaras fotográficas,y autos y consumo absurdo...Todo aquéllo que nada significa ante el dragón de agua de Okiji-ho,ola de furia de la Mar Océano...

No hay comentarios:

Publicar un comentario