23.4.11

Drac. el comerrábanos...


El Sensei,en un rapto de entusiásmo,quiso igualar a Sant Jordi,y decidió trepar al árbol de la noche y desde sus ramas verdinegras retar al Dragón más temible del reino,y éste,ni tardo ni perezoso,apareció aspirando su ardor tremendo sobre el prado florido y sobre el gorro del Sensei,del que sólo quedó un poco de ceniza. Amedrentado,el Sensei cerró los ojos,pero a través de sus párpados puedo ver las llamaradas de cobalto que cubrieron árboles,rocas y riachuelo, y los retazos de tizne añil que cayeron sobre su mejor saquito blanco... El Dragón pronto se aburrió y se fué quemar a otro menos pequeñuelo... La oscuridad,entonces, rodeó al Sensei,que daba vueltas en círculos cada vez más apretados tratando de apagar su humenate saquito,,sus botas,y su barba,hasta que inadvertidamente cayó sobre el líquido espeso que resultó ser popo del sucio Dragón... Sobre eso que apestaba a rayos,el Sensei, yació inerte, brazos y piernas extendidos, sin voluntad... Como en una cama de popo apestosa se quedó reflexionando,con la vista perdida en un cielo sin nubes.
-Si un día cualquiera de abril.se dijo el Sensei con firmeza-cayera un meteoro verde y caliente en mi patio, y de él salieran cinco enanitos cabezones a ofrecerme uno de cinco superpoderes, escogería sin dudarlo el poder de nunca más en esta perra vida retar a un asqueroso y cagón reptil alado,que antes de la pelea haya tragado rábanos...

Feliz día del Libro y de la Rosa para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario