3.4.11

Equilibristas...


Paseaban por las ramblas.
– A los lados, si no te aborda un Testigo de Jehová, te acecha un carterista- señaló el Sensei.
–Cómo evitarlos?- preguntó Asumpta.
–Camina como yo, por el medio y bien sujeto.... Y detente en la acera sólo para descansar o atarte los cordones...
Compraron un refresco en el chiringuito...
Un papalote se enredó en las ramas de una palma.
Una mendiga pagó el pasaje de bus a un señor recién asaltado.
Un gato cruzó por el rayado y con el semáforo en rojo.
Cuando llegaron al puertoe ntendieron todo:
..se bajaron de los zancos e hiciéronse
uno del otro sobre la cuerda floja de las olas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario