3.4.11

Gotas de agua...

Y después de la lluvia
la vida sigue fluyendo,
como fluye el arroyo
bajo la luna menguante,
cuando los árboles duermen,
y los libros de poesía se sueñan
húmedos de tinta,
o los búhos bailan en sus ramas
y las gotitas de agua saben
que se volverán estrellas.
Gotas de agua
que nos sorprenden
en una tormenta enfadadísima
en pleno mes de marzo.
Marzo que se pierde
en en el laberinto
de tu pelo.
Gotas que se deslizan
por la piel del aire
tatuando acrobacias
transparentes
e igual que las golondrinas
son anarquícas okupas de la primavera...
Gotas de agua
que mezcladas con saliva y sal
acarician la sed de tus labios...
Gotas de agua congelada,
consuelos del dolor
transformadas en lágrimas
evaporadas en su caída
a los charcos.
Gotas de agua
que curan las heridas
que calman y apagan la fiebre
y lavan las almas.
Gotas humildes y sabias
que acarician los pies en las orillas
de las aceras y que reflejan
los ojos ciegos y los labios mudos
de los que corren
con sus paraguas
atravesando el delicado
cuerpo del agua...
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario