3.4.11

Rabito...










Cuando rescatamos a Rabito de ser guisado con patatas y arbejas,no imaginamos lo que sucedería por él...
Primero fué el ventarrón que se llevó la casa de campaña,luego pasó lo del pinchazo en la rueda de la moto en plena noche que nos hizo derrapar,más tarde la tormenta eléctrica estallando sus relámpagos a tres metros de nosotros mientras nos guarecíamos en una frágil palapita del camino... Y por último el frío mortal de la escarchada al amanecer...Y ahora,cuando las cosas parecían volver a la calma, los vidrios de la casa rotos por la fuerza de la tempestad y las alertas de marejada que pueden inundar el sótano...Todo parece poner a prueba nuestros frágiles residuos de valor y cordura.

Parece que Rabito está gafado y nos trae mala suerte, quise bromear...
En lugar de eso, miré enternecida sus inmensos ojos rojos y él le acarició su patita blanca y tibia mientras suspiramos resignados....

No hay comentarios:

Publicar un comentario