25.5.11

Cuando sea grande...


Esta noche las luciérnagas de luz han bajado de la primavera de los árboles y han hecho su acampada en la arena donde la mar arrastra su dobladillo de encaje.
Y eso significa que se adelanta la cita de la lluvia,y ya no podré galopar jilgueros, y sólo podré ser una cebollita de verano chapoteando en los charcos... Pero tú sólo tendrás que pelarme, muy despacio, porque el tiempo es una liebre que se ha puesto mis zapatos.
Por eso,mañana, cuando sea grande,yo sólo quiero ser gota de agua y morir contigo evaporada en tu último suspiro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario