16.6.11

El hada...


En ese prado,bajo las flores, hay un hada que danza en el gozo de la vida.
Nadie sabe dónde está.
Entre lo más espeso y hpumedo de la floresta, allí tiene su casita. Baila,y liba miel y ríe de noche y echa la siesta por la mañana.
Yo no la comprendo.
Nadie puede decirme qué hada es esa, la que canta y vuela en mi alma.
Sus alitas no tienen color ni dejan de tenerlo.
No tiene forma ni perfil.
Se guarece a la sombra del amor.
Duerme en el seno de lo inaccesible, de lo infinito y de lo eterno, y nadie sabe cuándo
ha de volver como un suspiro...
Perfumado es su misterio de alada flor o de traslúcida mariposa...

La noche una hoguera...






Si digo Amor mis ojos
crecen y
sonrío
y si pienso Amor
mi corazón es una tribu
roja que golpea delirantes tambores
y es ese Amor de aquellas tardes que soñé
tanto
detrás de la flecha rauda de mi arco.
Amor, digo, y siento como este cuerpo
mío navega un río de luz
y una alegría sin centro
me despierta en la noche
que no termina aún, que no acaba
y toda se ve azul
desbaratándome los versos
con su imprudencia de pájaro
cosiéndome los labios a luceros fugaces
como besos para no cante lo más dulce,
de este amor
y tu
y la noche una hoguera,
y tú...

La burla del tiempo...









Era el encargado de dar las campanadas de las 12 en Catedral.
Pero un día quiso reirse de todos: No tañó las campanas a las 12,sino a las 11. Todo fué alterado y los bancos cerraron antes,los niños de las escuelas salieron corriendo a jugar a los parques pues aún no sentían hambre, y la gente corrió a dormir la siesta con anticipo de una hora...El campanero reía a carcajadas.
Cuando llegó a su casa,una hora antes,vió salir corriendo a su vecino por el balcón y a su esposa desnuda y satisfecha,sobre la cama...
Y como eso ya no le pareció tan gracioso,el campanero dejó de bromear para siempre con el asunto del tiempo...

15.6.11

El poder de la Luna...


La luna había aplastado la casa. Terminó de regar las lechugas y se fue a ver las ruinas de cerca.
Se escurría la luz como leche sobre una roca de montaña,y así se deslizó Asumpta sobre la mano fuerte del Sensei...
Y entonces traspasaron los muros de la noche para abrir agujeros y ver los sueños bailar alegremente sobre esos escombros.
Giraron los astros en su eterna danza de alegría y el silencio se pobló de susurros vegetales.
La espesa leche de la luna enmieló la noche oscura y los árboles destilaron sus sabias geometrías a la música de las estrellas. El universo entero.se trenso y destrenzo en rítimos de cópulas extrañas de dulces caracolas y oleajes cristalinos...Temblorosa de él y expuesta a las espinas,Asumpta rehizo,de prisa, una casita nueva bajo las albacas,antes de que la luna la derritiera en las manos del Sensei,y se escurriera al rítmo de su sangre, fundida, sin más, al agua y a la tierra....

Sólo como un perro...












Estalla la tormenta...
Frágiles tejas nos dan resguardo junto al anafre, y sólo somos lo que la naturaleza disponga...Y tú, perro sin nombre, de dónde vienes, de quién eres? ...Por qué no huyes si va a caer el tejado con ambos dentro? El mortecino resplandor de la llama es la única luz que poseo frente a la furia del cielo negro, y el calor de mis pies no aliviará tu miedo al ver cómo braman las olas,enfadadas por regresar mar adentro sin ningún ahogado... No entiendo tu presencia,perro... No eres mío y me guardas; no sé tu nombre y acudes a mi gesto; conoces el peligro y te quedas a compartirlo conmigo en esta caseta poblada de miedos. Sólo te inquietas cuando me oyes hablar con alguien a quien no ves...
Y yo no sé cómo decirte que eso es la Soledad...

Él sabe...



Él ha sabido esconder musgo en el muelle.
Y nadie conocerá nunca como él,
hacer vibrar la mágica piel de la madera.
Él ha visto llover muertos
sobre los muelles,
y bajo los botes acurrucarse la angustia
como fiera.
Cuando las lanzas laceran la madera
y la bóveda del cielo es un túnel,
Él sabe hacer un fuego de astillas
con la noche cerrada.
Porque él sabe del peligro vacío de la palabras,
y alivia la duda,fiel en la caricia,
como un torbellino verde...
Y da en un centímetro de ternura
el instante sublime de un cielo atropellado...
y da un incendio, en un roce de segundos...
Y así es como te lleva a una cueva rumorosa
donde hace arder las astillas del vértigo...

Tiempo de playa....


El calor es un delincuente
sobre las ramblas,
poseyendo a la playa deslumbrada.
El sol enciende al día
y derrite el niquel
del mar que se llena de sudor,
si...el mar y sus veleros...
Pocas las nubes con su vestido
blanco rilan extenuadas
por adioses,y las gaviotas
acarician el tiempo,
playa allá, como una bienvenida...
Todo es dorado y azul
como un verano nuevo
Y la playa tierna del alma,
refresca al sol,
con una música multicolor
como de origen del mundo
y baila el estío sobre la arena
asfaltada de nácar y sal
húmeda de caracolas de espuma
tejida con las huellas delicadas
de los cangrejos
que viven bajo las algas...
Y los recuerdos son ya
un leve jirón de niebla
que el viento dispersa
entre sus efímeras alas...
Entretanto el desnudo amor
salta la verja y los rosales,
y se extiende cuan largo es
sobre la arena y toma el sol
mientras las huellas leves
de nuestros pies desnudos
van dejando una promesa
dibujada sobre la brisa
que besa la azul inmensidad
de la naturaleza...