15.6.11

El poder de la Luna...


La luna había aplastado la casa. Terminó de regar las lechugas y se fue a ver las ruinas de cerca.
Se escurría la luz como leche sobre una roca de montaña,y así se deslizó Asumpta sobre la mano fuerte del Sensei...
Y entonces traspasaron los muros de la noche para abrir agujeros y ver los sueños bailar alegremente sobre esos escombros.
Giraron los astros en su eterna danza de alegría y el silencio se pobló de susurros vegetales.
La espesa leche de la luna enmieló la noche oscura y los árboles destilaron sus sabias geometrías a la música de las estrellas. El universo entero.se trenso y destrenzo en rítimos de cópulas extrañas de dulces caracolas y oleajes cristalinos...Temblorosa de él y expuesta a las espinas,Asumpta rehizo,de prisa, una casita nueva bajo las albacas,antes de que la luna la derritiera en las manos del Sensei,y se escurriera al rítmo de su sangre, fundida, sin más, al agua y a la tierra....

No hay comentarios:

Publicar un comentario