15.6.11

Sólo como un perro...












Estalla la tormenta...
Frágiles tejas nos dan resguardo junto al anafre, y sólo somos lo que la naturaleza disponga...Y tú, perro sin nombre, de dónde vienes, de quién eres? ...Por qué no huyes si va a caer el tejado con ambos dentro? El mortecino resplandor de la llama es la única luz que poseo frente a la furia del cielo negro, y el calor de mis pies no aliviará tu miedo al ver cómo braman las olas,enfadadas por regresar mar adentro sin ningún ahogado... No entiendo tu presencia,perro... No eres mío y me guardas; no sé tu nombre y acudes a mi gesto; conoces el peligro y te quedas a compartirlo conmigo en esta caseta poblada de miedos. Sólo te inquietas cuando me oyes hablar con alguien a quien no ves...
Y yo no sé cómo decirte que eso es la Soledad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario