20.7.11

Lluvia de estío...



Sobre ti, sobre todo
la lluvia.
Sobre lo que es locura
sobre todo en estas mañanas
necesarias del deseo,
en los tilos de un amor
que se recupera de la desmesura
con un desayuno tardío
y el final de una historia
mal mecanografiada de niños lejanos
que aún no sé, no sabes,
si van a amar la libertad de su poema
o si tienen que vivir
para un destino enfermo de naufragios,
la historia secreta,
siempre interrumpida por la inminencia
del dolor o del placer oscuro de los cuerpos,
la historia siempre callada,
la historia siempre, siempre.
Al final siempre aquella cosa
de paralelas fijas
que entretejen nuestros tiempos
sigilosos, abocados a la causa de
mares y atmósferas tumultuosas
y bosques de besos y palabras,
o arrabales de gestos imprecisos,
y atajos peligrosos de llegar
antes de las diez a Barcelona
para atrapar las primeras lluvias
que desgaje sobre nosotros el estío...

No hay comentarios:

Publicar un comentario