5.8.11

El lenguaje del paraguas...


De manera zen,Asumpta se esforzaba por acrecentar su amor al prójimo. Pero siempre que iba al mercado, un sujeto le acosaba de modo indecente.

Cierta mañana lluviosa, cuando el pringao la importunó una vez más, ella perdió el control y le golpeó en la caradura con el paraguas. Esa misma tarde fue a buscar al Sensei para contarle lo ocurrido.

-Estoy avergonzada- dijo. ­No conseguí controlar mi odio.

-Desde luego, no estuvo bien eso de que sintieras odio por él- respondió el Sensei en su faceta de monje-. ­La próxima vez que te diga algo, llena tu corazón de bondad... y vuelve a pegarle con el paraguas, pero más fuerte,pues él sólo entiende este lenguaje...

No hay comentarios:

Publicar un comentario