6.8.11

Un alboroto extraño de colores...


Un alboroto extraño de los colores
alza el viento del verano y revuelve
los cabellos derramando su claridad.
Danza de hojas y arena,
magias de tiempo y juego
dan calorcito y alegría
a las más pequeñas criaturas
-flores,duendes y grillos,-
en los matorrales del camino.
Yo pienso dulcemente,
que todo en el amor se llena de sentido.
La fuerza renovada de este corazón
tan maltratado por la vida...
de dónde sale
sino del inmenso caudal del amor?
Es por el amor que nos crecen
rosas en los dedos y cantan las ranas
y se nos revelan los misterios
del camino y de las nubes,
y es que en el amor todo es justo y necesario.

Creer en los sueños, por lo tanto,
ya que en ellos el amor ensaya perdurar,
y así perdura dignificándose
siempre con amorosa
solicitud : así da la vida.
Capitán: nada me cuesta decir tu nombre,
aunque estés lejos.
Lo escribo en las piedras y el agua,
en la sombra acogedora
de los árboles a la vera del río
y en el comedor de la casa.
Sé que leerás mis palabras,
porque llevas en las manos
el signo de un tiempo nuevo,
y has crecido en la esperanza
de que alguien dejara en tu corazón
una bandada tierna de palomas.
Por eso,hay un remolino de agua
donde las palabras
se hacen lentas y claras
como profundidades.
donde las palabras
se hacen dulces silencios...
Hay un lugar en el espacio
donde nuestra voz resuena,
donde su eco nos rodea y seduce
como si cantaramos en una cueva.
Hay la vida y la muerte, inmutables.
Pero también hay Amor,
en ese alboroto extraño de colores,
por lo que nos duele
y nos hechiza...

No hay comentarios:

Publicar un comentario