29.9.11

Tentada...
















...tú,
que estás parado en el umbral...
No me importa jugar con fuego,
es mi elemento.
No hice la confirmación.
No me abofeteó la iglesia católica,
(directamente).

Me siento tentada
a seducirte, Mefisto...


Viento del norte...




A ti te canto, viento del norte.
A descolgar ropa blanca en la azotea,
a tomar café junto a la estufa,
a sentir el olor de leña en el aire de la mañana
y la fría humedad de estos días,
porque traes esta tristeza pluvial a los rincones.

Llenemos de colores esta melancolía
con los colores del castaño y del arce sobre la arena.

En esa música de hojarazca
y con este sol piadoso
de otoño quiero cantar,
viento del norte.
Con los pájaros libres de este bosque,
mientras me deslumbran los dorados de la tarde
y tomo café hasta el hambre más atroz
de turrones y setas...



Pensamientos...







Como el plúmbago moradito,
el blanco amarillo
y el verde greda del sueño...
Y todo quieto.
Uno que te lleva al otro.

Pétalos danzando sobre el agua,
La nube besa el agua,
Los pliegues del cariño,
Los tallos del camino,
Los pasos, la cordura,
El rostro, la sonrisa,
Pensamientos...



De lejos...


A dónde fui con estas lluvias?
...extraño mi poesía,
miro mis letras
como un extraño crepitar
de falsedades que me miran,
recelosas, cansadas
porque
he sido demasiado con los otros
y mi voz está perdida en el otoño
con su frío pues me persigue
mi idealismo puro, eco del otoño...
Quise alejarme, oírme de lejos
añorar mi canción, tocar el silencio
tocarme en la silente mañana fría y húmeda
donde poder gritarle a la existencia
mis preguntas
... sin esperar respuestas.

Necesitar callarse
alejarse
cesar la ácida concurrencia de los días
y después ser, desde la tinta
de nuevo, vivir, bailar
reir sobre el color,llorar el llanto
en la sombra de lo inmóvil, y soñar
en la quietud lluviosa de los días...


Me digo...


Me digo que sólo hace falta unir
con mi conciencia allá, adelante,
mi cuerpo de aquí.
A veces uno piensa en irse
y ya está en otra parte.
Hay que ir a buscarse,
lejos, no se sabe,
me digo...