26.1.12

El Sensei y la flor...









El Sensei se adentra en el bosque nevado. La blanca montaña resplandece bajo el gélido cielo mientras el maestro camina hacia la cima. De pronto algo atrae su atención... Allí respira un árbol y a su abrigo, con un delicado y casi imperceptible movimiento, mueve sus pétalos una planta silvestre, apenas visible sobre la nieve,con una diminuta flor en forma de estrella del alba,hacia la brisa helada del invierno.
Es una planta silvestre que no debiera hechizar a nadie,de tan modesta.
Sin embargo, el Sensei tiene alma de poeta, y por eso se inclina respetuoso y emocionado ante la planta, la Edelweiss... La acaricia. La contempla. La reverencia:

Flor de nieve que desde su pequeña fonética, relampaguea una brisa absoluta de pureza,a partir del momento en el que encontró a la flor. O quizá la flor lo encontró a él,que fué llevado por la brisa infinita... No importa distinguir quién encuentra y quién es encontrado. Lo esencial fué el repentino brillo de la coincidencia entre el Sensei y la flor. Es el encuentro entre la conciencia y la belleza. Lo que permite la unión del maestro y esa flor es el Zen,previo y levísimo movimiento de la mente. Es su estar de corazón abierto al efluvio extraño y singular de la pequeña Flor de Nieve,sòlo crece en los màs recònditos y escarpados rincones de la montaña...
El Sensei sabe del oro que refulge en las cosas pequeñas y humildes. Sabe que el destino más alto de ese minúsculo tesoro es ser percibido por un alguien. Pero el encuentro con la flor, no puede ser preparado ni forzado. El encuentro es... Acontece...
Y entonces ocurrirá una fusión, una empatía, la identificación profunda entre el contemplador y lo contemplado. El Sensei será la flor que habitará en su pecho y ya no habrá un maestro que hable de la humilde pureza de una flor. Será la flor que está en su corazón la que hablará por sí misma. Entonces el Sensei escuchará el haikú que musitan sus pétalos:
...Florecida luz de luna
serena en la montaña
la pureza...

No hay comentarios:

Publicar un comentario