26.1.12

Etéreas...







Las pomas de jabón

que te entretienen
al soplar por la pajita
son traslúcida filosofía.
Claras y fugaces,
amigas de los ojos,
son lo que son
con una precisión redondita y aérea,
y nadie pretende que sean
más que esa pureza que deambula etérea.
Algunas apenas se ven en el aire,
como la brisa,
apenas rozan nuestras manos al pasar,
y tan sólo sabemos que pasan
porque algo se nos aligera en el pecho
como si el alma le sonriera
a sus gemelas de jabón....

No hay comentarios:

Publicar un comentario