11.3.12

Amor cavernario...


En la tundra nevada él va abriendo un concepto definido ante un vacío; se aleja hasta que queda oculto por el breñal...Cuando ya no se le ve y pareciera que se ha convertido en otra forma pues su alta silueta se mezcla con la maleza,y su sombra vacila por los charcos...de pronto algo le alerta...es la presencia de los animales de la ciénaga...emtonces se esconde y no se le ve más...
Volverá al ocaso y puede que la idea que tengo yo de él sea lo que lo traiga de regreso -y él sólo se ampare tras ella para ser-. Puede que me transforme yo también si llega con los ojos del lobo o los del búho o con los ocho ojos de la araña de la ciénega...Y temo imaginarme lo qué verá él en mi cuando entre a la cueva...


No hay comentarios:

Publicar un comentario