11.3.12

La casita...



...Una casita al sol,
en el viejo rincón de los geranios,
no debe ser más alta que una flor
ni menor que una seta.
Házmela.
Y una charca de agua fresca,
y de una cajita de fósforos un navío
para que con sus azufradas cabecitas
en mi barca pueda remar despacito.
Dame una mariposa delicada
con campanitas de viento,
y un atrapasueños esmeralda
que sea una rana de estambre,
y promete que la cabaña
tendrá la luz de la luna
y la fragancia de los arces.
Dame también celofán de colores
para diseñar los vitrales
de corazones en las vemtanas.
Traeremos unas cestas de flores
y con ramas de mimbre
entre ambos tejeremos un nido
para los polluelos de seda,sin dañarlos.
Y, por fin,cuando todo esté listo,
vivirmos en la casa
y jugaremos en el patio
con las estellas aladas ...


No hay comentarios:

Publicar un comentario