28.12.12

Esperando un buen año...


Al ocaso del año
el Sensei está sentado
al amparo de un pino
Contempla la luna que nace
azul y blanca
al borde de las sombras
meciendose con el tiempo.
Su cabello ondea al viento
El pino dormita al invierno
Y el agua fluye sobre la yerba.
Cuando su ensueño
está cerca de la  ùltima noche
los blancos pliegues de su manto
se llenan de lívida luz
las palmas de sus manos
que parecen de plata
se abren a la esperanza
y su rostro se cubre
de nìveas cristalizaciones
de no lejanas estrellas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario