27.5.13

He venido...









Yo vengo de un naranjo
... y he venido
 a despeinar
a este muchacho...
A viajar
por los mapas de lluvia
y a engatuzar a la muerte.
Llegué
de un huerto de lluvia y he venido
para desocupar la nada,
para vender palabras
con olor de azahar,
las vengo a deslizar
entre tus labios
 con olor a dulce de montaña...
Vengo desde la naranja
 y por suerte soy simple,
simple como la tierra:
mi corazón tiene una puerta
donde anidan
las lágrimas y cantan los jilgueros.
Sobre tu piel
llena de estrechos y llanuras
he venido.
Vengo
desde un naranjo viejo
y camino el camino
de tus labios salados por el sol,
y de tus ojos
salto a tu mar....
Soy como un saltamontes
en la temperatura de tu piel,
me siento como un cocuyo
reflejándome en el agua lentísima
de las ondas de tu cuerpo.
Soy un gorrión que vuela
del nido tierno de tu boca
hacia alguna dirección desconocida
de tu cuerpo.
Llegaba de un naranjo dorado
y ahora
resulta
que he venido...

No hay comentarios:

Publicar un comentario