22.6.13

La mariposa y el mendigo...













El verano va llegando
Con toda sencillez:
Un ligero sol amarillo.
En cada puerta abierta,
el estío se detiene
a tomar una siesta...
La mariposa revoloteaba
como desesperada
de este mundo.
La exhausta mariposa
viene escapando de
de un montón de niños.
Como una minúscula cometa
Se eleva hasta
la barraca del mendigo.
 Lo mira dormir
y simplemente confía:
No revolotean así
También los pétalos
sobre los ronquidos
de los elfos...?

El mendigo respinga
entre sueños
y se quita de encima
 a la latosa,
Y sigue durmiendo.
Las alitas revolotean
tercas sobre su cabeza.
El mendigo acalorado
tiene el cielo y la tierra
como ropa de verano.
Mientras duerme,
fatigado de la vida,
la primavera toca a su fin.
Sueña el silencio:
una hoja se hunde
en el agua clara
y todas las mentes
están tranquilas...
Flores esparciéndose:
El agua que deseaba beber,
en la niebla, lejos.
...Qué extraño,
y que bueno,
estar tan vivo
bajo las flores del verano...
Y despierta.
Y ansiosa por florecer,
la mariposa se aleja...

No hay comentarios:

Publicar un comentario