23.8.13

El primer día...














El primer día que se acercó a orillas de mi río me dió un secreto para sobrevivir en internet: uno debe comportarse como si los demás sufrieran el mismo grado de desamparo...Yo le aclaré que el amor era una invención de un tal Neruda y todo ese rollo... Muy seria, cómo si yo misma me lo creyera...De pronto me quedé sin más palabras,porque el caos se me salía de las manos mientras me miraba.
Tomé aliento y le advertí que yo quería un hombre de viento y fogata,bisiesto y asterisco,tierno y policromado...
El sonrió creando un vértigo de escala richter y dijo que él era eso y mucho  más: lunático y ajedrecista fabricante de bolas de palabras y que estaba dispuesto a destruir el BBVA.
Y entoces fué que en su mirada ví un paraíso sin banderas,sin carrefoures y sin cerditos llorando,un paraíso con motocicletas a  200 kilómetros por hora,cerezas y bosques...
Así terminó esa primera conversación y cuando se fué con su sonrisa blanca,sus zapatos blancos y sus abatelenguas de sabores,pensé irme al puesto de socorrro de la playa Mar Bella para que avisaran por megafonía: "Se ha perdido una niña,etc...

No hay comentarios:

Publicar un comentario