12.8.13

Mal genio...












Después de uno de sus acostumbrados raptos de rauxa durante el cual rasguñó al gato,mordió al perro y al asno le rebuznó hasta quedar ronca,Asumpta se sintió avergonzada.,así fué a pedirle consejo al Sensei.
 -Querido Sensei,tengo un mal genio ingobernable...Cómo puedo curarlo?
- Muéstrame este mal genio de inmediato – dijo el Sensei,ofreciéndole a su discípula un látigo,unas esposas y un gorrito gestapo – suena fascinante...
- No lo tengo ahora – dijo Asumpta de buen talante-, asi que no puedo mostrártelo.
- Bueno; entonces – dijo el Sensei, tráemelo cuando lo tengas.
- Pero no puedo traerlo justo cuando sucede que lo tengo – dijo ella-me acontece de súbito,y sé que me aplacaré en el camino para traértelo,porque me dura poco rato...
- En ese caso, dijo en Sensei, no puede ser parte de tu verdadera naturaleza,ya que si lo fuese, podrías mostrármelo en cualquier momento... Cuando naciste no lo tenías, y tus padres no te lo inocularon, así que debe de entrar en tí desde el exterior... Sugiero que siempre que entre en ti,te pongas este sombrerito gestapo,y te golpees a ti misma con un palo hasta que el mal genio no pueda soportarlo y huya...
Asumpta  miró severamente al sabio mientras decía tales cosas,hasta que cárdena como un tomate anarquista,estalló con voz tipluda y furibunda:
-Pero qué mamada dices,Sensei,sabes que detesto las cachuchas nazis...! mejor te golpeo a ti con el jodido palito hasta que no puedas soportarlo y huyas!
Lógico que despuès de escuchar eso,el Sensei levantó sus faldones tibetanos y huyó como flecha tras el gato,el perro y el asno, y asi fué como los cuatro se fueron de rositas mientras Asumpta recuperaba su seny...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario